CÁLIZ DE COMUNIÓN

Mostrando el único resultado

El cáliz de Comunión es uno de los vasos sagrados más importantes para los sacerdotes. En esta sección, lo encontrarás de múltiples y variados diseños, que destacan tanto por su calidad como por su bajo precio.


Cálices de Comunión en Cleronet

Disponemos de una extensa gama de cálices de Comunión para comprar en Cleronet. Brillantes, elegantes y duraderos. Así son los modelos que te proporcionamos. Todos ellos, fabricados con materiales de primera calidad como, por ejemplo, níquel pulido.

Como, además, sabemos la relevancia de esta pieza religiosa, velamos por ofrecer los cálices de Comunión más económicos del mercado. Porque todo sacerdote debe contar con uno, no deseamos que su precio se convierta en un problema para adquirir un cáliz resistente y sofisticado. 

Preguntas frecuentes

A continuación, resolvemos las dudas más habituales que nos preguntan sobre los cálices para comunión:

¿Cuál es el origen del cáliz de Comunión?

La palabra cáliz proviene del término latino calix, que quiere decir “copa, vasija o taza de la que se bebe.” Es decir, según la lengua latina, el cáliz significaba recipiente para ingerir toda clase de líquidos.

Sin embargo, gracias a la influencia de Nuestro Señor Jesucristo, se empezó a asociar el cáliz con los momentos de la Comunión y de la Eucarística. Y es que tuvieron gran relevancia las enseñanzas que brindó a sus doce discípulos en el Jueves Santo, durante la celebración de la Última Cena.

¿Cuáles son las partes del cáliz de Comunión?

Existen las tres partes del cáliz sagrado. Todas tienen sus características propias y, en Cleronet, prestamos atención a cada una:

    • Base o pie del cáliz Comunión: en el pasado, era bastante sencilla. No obstante, su diseño ha evolucionado con los años. En nuestra tienda online, disponemos de cálices con toda clase de pies (redondos, con formas geométrica, con o sin adornos, etc.).
    • Fuste del cáliz religioso: nos referimos a la pieza intermedia que junta la base con la copa. Con el paso del tiempo, esta parte ha ido ganando protagonismo. Por lo que, a día de hoy, puedes encontrarla con ornamento, por ejemplo, un nudo.
  • Copa del cáliz litúrgico: la copa, sin duda, es el alma del cáliz. Ya que se trata de la parte en la que reposará la Sangre de Cristo durante la celebración de la Eucaristía. Por ello, hay que elegir un cáliz de Comunión con una copa a la altura. Su material no ha de ser poroso, problema que no sufrirás al pedir en nuestra tienda online.

Si ya tienes claro qué tipo de cáliz de Comunión buscas, no dudes en confiar en Cleronet. Podrás seleccionar el modelo que desees, efectuar tu pedido con facilidad y a un coste económico y recibir tu cáliz lo antes posible.